Canciones bonitas

Las canciones más bonitas de ahora y de siempre, por primera vez en un blog en venta directa (sólo Península y Baleares)

14 agosto 2005

Compañera

Silvio Rodríguez





La canción es la amiga
que me arropa y después me desabriga.
La más clara y oscura,
la más verde y madura,
la más íntima, la más indiscreta.

La canción me da todo,
aunque no me respeta.
Se me entrega feliz cuando me viola.
La canción es la ola
que me eleva y me hunde,
que me fragua lo mismo que me funde.
La canción, compañera,
virginal y ramera, la canción.

Comenzamos un día
por los tiempos de siempre y todavía.
Comenzamos felices
a juntar cicatrices
como buenas señales de los años.

Y peldaño a peldaño
levantamos paisaje,
sin excusa, sin ruego y sin ultraje.
¿Quién se atreve a decirme
que debo arrepentirme
de la esperma quemante que me trajo?
Porque sangra de abajo,
yo no vendo ni rajo mi pasión.

Entre drama y comedia
he llegado trobando a la edad media.
Torpe pero sincero,
aún no soy caballero,
y que el cielo me libre de cordura.

No me embriaga la altura
ni me aburren los sueños,
no es por moda que estallo y que me empeño.
El amor sigue en brete,
y el camino a machete,
mas no lloro por tal ni me amilano,
si conservo mis manos,
mi sudor y el humano corazón.

Silvio Rodríguez, como casi todo el mundo, por otra parte, es una moneda de dos caras. Por un lado es el luchador incansable revolucionario, que defiende a Castro con todas las cuerdas de su guitarra y no se harta de proclamar la buena nueva del paraíso socialista del dictadorzuelo caribeño. Por el otro, es uno de los talentos más gigantescos que ha dado la música en español.

Cuando uno va a la universidad, a poco que tenga algo de sensibilidad musical, lo admira por sus dos caras: mientras uno se corre las juergas con el dinero de papá y mamá, se es comunista hasta la muerte, y se piensa que hay que repartir toda la riqueza del mundo a partes iguales entre todo el mundo (claro que no se habla de la riqueza de uno, porque no tiene; se habla del dinero de los demás). También se le admira por ser una de las voces más dulces, una de las guitarras más originales y uno de los compositores más atrevidos y mejor dotados de la música popular mundial.

Pasa el tiempo, uno se acerca a los treinta, y una de las caras de la moneda deja de hacer gracia. Te das cuenta de que hay muy poca diferencia entre un personaje como el comandante Fidel Castro y uno como el general Francisco Franco: los dos son dictadores, los dos coartan la libertad de expresión, los dos encarcelan a los homosexuales, los dos prohíben la libre circulación de personas y de ideas, los dos celebran parodias de juicios sumarísimos donde los opositores a sus regímenes son fusilados. Los dos están tan seguros de tener la razón, que asesinan a quien les lleve la contraria. Uno en nombre de Dios y el otro en nombre de la Revolución. Cada uno con su dogma, los dos con la mejor de las intenciones. Los dos iguales.

Cada uno tiene un séquito de intelectuales lamiendo sus botas: Franco los tuvo, y algunos de ellos hoy son demócratas de toda la vida; Fidel también los tiene, y en el carné de identidad de algunos de ellos aparece la misma banderita que en el mío (¡mierda!). Uno de los lamebotas de Fidel es Silvio Rodríguez, tamaño canalla que defiende encarcelamientos por motivos de conciencia, e incluso los fusilamientos de quien pretende huir del hambre.

Pero luego está el Silvio cantante y guitarrista, autor de canciones inmortales: La era está pariendo un corazón, la inmejorable El escaramujo, la manida Ojalá, la perfecta Mariposas, la preciosa El rey de las flores, la pastosa Unicornio, la melancólica Al final de este viaje, y docenas y docenas de canciones que demuestran que, piense lo que piense, diga lo que diga, y defienda a quien defienda, este canalla es un genio.

He elegido Compañera por ser, pienso yo, una oda del autor a su obra, con su relación de amor-odio con el parto de las canciones, y con ese magistral juego de contrastes que la convierten, quizá, en la letra más cuidada del cantautor cubano.

7 Comments:

At 8:35 p. m., Blogger socialista honrado said...

Cuando Fidel asaltó el poder, Cuba, si mal no recuerdo, era una de los 15 países más ricos del mundo en renta per cápita. Ahora es uno de los primeros por la cola. Hazte la misma pregunta con Franco. Si no llega ser por él estaríamos ahora mismo cerca de Cuba en esa lista y comiendo mierda a manos llenas gracias al socialismo, como hacen los cubanos.
Qué puta manía tienes de comparar una tormenta con un huracán y hacer que parezcan iguales. Hay mucha diferencia. Entérate.

 
At 2:19 a. m., Blogger Elías said...

Una tormenta y un huracán no son iguales, pero son muy parecidos. Yo no tengo ninguna manía. Sólo pienso que tanto quienes piensan que Castro es un santo como quienes piensan que lo fue Franco cometen el mismo error. Un error incomprensible, dadas las pruebas que hay para pensar en contra.

En los aspectos citados, ambos fueron iguales. Quien no quiera enterarse es problema suyo. Pero muéstrame un respeto cuando vengas por mi blog.

Saludos.

 
At 3:54 a. m., Blogger El Socio said...

Mira, Elías, no:

"Los dos encarcelan a los homosexuales".

¿Me pones algún ejemplo de un homosexual que encarcelara Franco por el mero hecho de serlo?

"Los dos prohíben la libre circulación de personas."

En la España de Franco se podía viajar a cualquier país del mundo excepto a la URSS (prohibición fácilmente violable por otro lado). Mírate un pasaporte de la época.

"Los dos celebran parodias de juicios sumarísimos donde los opositores a sus regímenes son fusilados."

Dime algún ejemplo de la posguerra, a partir de los años 50. A menos que por "opositor" entiendas a los etarras y similares, claro.

"Uno en nombre de Dios."

Sí, y de otros detalles como el derecho a vivir si no eras izquierdista o el derecho a practicar tu religión.

Te repito: Elías, no.

 
At 9:53 a. m., Blogger Elías said...

Sobre el encarcelamiento de los homosexuales, tienes información aquí.

Sobre la libre circulación de personas es posible que me haya equivocado, aunque lo dudo; consultaré mis fuentes.

Los últimos fusilados de Franco eran miembros de ETA, a los que no se les pudo probar ningún crimen. Claro que tampoco se pudo probar su inocencia, dado el escasísimo margen de movimiento que se dejó a sus defensores. Fue, como he dicho, una parodia de juicio. Precisamente el otro día echaron un reportaje en informe semanal.

Un etarra es un hijo de puta, pero convendrás conmigo en que tiene derecho a un juicio, supongo. De todas maneras, no es el único ejemplo. Y de todas maneras, aunque hubiese sido sólo hasta los años cincuenta, la diferencia sería solo cuantitativa, no cualitativa.

No sé a qué te refieres con lo último. Sí sé de primera mano -contado por mi madre- que en misa les daban a las niñas un justificante de asistencia que debían presentar en el colegio. No creo que se pueda llamar a esto libertad religiosa.

A mí me parece bien que pienses que Franco fue un personaje positivo para la historia, ya que cada cual puede -hoy- opinar lo que le venga en gana. Pero estás negando cosas demasiado evidentes.

Un saludo.

 
At 8:37 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me cago en este maldito mundo, pero como dices es uno de los mejores y eso nadie lo podría desmentir y bueno como el mismo dice "yo me muero como viví" y cuantos podrían decir tal cosa de su vida?

 
At 1:14 a. m., Anonymous Reo said...

El analisis de los historiadores, los testimonios de quienes vivieron una y otra epoca de la isla del Caribe se van a encargar de decirnos que fue lo que pasó... Quienes hemos conocido Cuba sabemos al menos como vive el pueblo cubano y como allí se exacerba la Revolución. Pero todo tiene un principio y un final... y cuando el régimen Castrista acabe, hay algo que no podrá terminarse, que es la obra maestra que ha dejado Silvio Rodriguez en el mundo. Las ideas no se matan... El contexto político, del cual Silvio es parte, no debe contaminar su talento... Gocemos su poesia, no perdamos tiempo en analizar otras cosas, al menos que hagamos algo para modificar una realidad.

 
At 4:48 p. m., Anonymous Anónimo said...

Ustedes Gallegos estupidos!!! no aprenden nada de la historia???
Porque Silvio es lo que es???
Porque escribe lo que escribe???
NO ENTIENDEN SUS LETRAS, SU MUSICA, NO ENTIENDE NADA...
Comparar a Fidel con Franco, por favor...
Franco fue una necesidad historica que tubo el capitalismo de convatir al comuninmo que crecia imparable.
Fidel FARO, LUZ Y DIGNIDAD de Latinoamerica en su lucha aun vigente de liberarnos de paises y gobiernos imperiales como los de ustedes que sostienen su nivel de vida a costa de saquearnos!!!
Lean la historia, si no, PORQUE MIERDA EL PETROLEO, Y MUCHAS EMPRESAS DE SERVICIOS PUBLICOS (MONOPOLICAS, PRIVADAS) EN ARGENTINA SON ESPAÑOLAS ???

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home