Canciones bonitas

Las canciones más bonitas de ahora y de siempre, por primera vez en un blog en venta directa (sólo Península y Baleares)

30 agosto 2005

Nothing compares to you

Sinead O'Connor (Prince)





It's been seven hours and thirteen days
since you took your love away.
I go out everynight and sleep all day
since you took your love away.

Since you been gone I can do whatever I want,
I can see whomever I choose.
I can eat my dinner in a fancy restaurant
but nothing, I said nothing can take away these blues.

Because nothing compares
nothing compares to you.

It's been so lonely without you here.
Like a bird without a song.
Nothing can stop this lonely tears from falling.
Tell me, baby, where did I go wrong?

I could put my arms around every boy I see,
but they'd only remind me of you.
I went to the doctor, and guess what he told me, guess what he told me.
He said girl you better try to have fun
no matter what you do,
but he's a fool,

because nothing compares
nothing compares to you.

All the flowers that you plainted
in the back yard,
all died when you went away.
I know that living with you baby was sometimes hard,
but I'm willing to give it another try.


Corría el año... no lo sé; supongo que sería a principios de los noventa. Me ocurrió la misma situación con dos personas distintas en dos situaciones diferentes. Hablábamos de música, y yo defendía a capa y espada la calidad de la música de Prince; cada una de estas personas me respondía diciendo que la música de Prince no solo era fea; además, él daba la sensación de no lavarse (?). Intrigado, yo pregunté: "Bueno, y para ti, ¿qué es una canción bonita?" La respuesta fue la misma en la boca de ambas personas: Nothing compares to you de Sinead O'Connor. Tomé aire y con ánimo triunfante, aunque no revanchista, respondí: "Bueno, pues esa canción la compuso Prince".

Pero realmente la canción pertenece a la calva irlandesa rompe-fotos-de-su-santidad. Fue ella quien le dio fama, a pesar de que primero la cantó The family (uno de los grupos apadrinados por el Príncipe de Mineápolis, para quienes la compuso), y después su Majestad la publicó en su doble disco Hits, a dúo con la impresionante voz de Rosie Gaines. Sinead le da un toque pijo-noventero (con perdón) y una elegancia que no tienen las otras versiones. Como casi todas las canciones bonitas, trata sobre un hombre abandonado por una mujer, aunque Sinead le da la vuelta a los géneros. Supongo que hoy, con todo el rollito cool que tiene la homosexualidad femenina, quizás la habría dejado igual... nunca lo sabremos.

Esto ha estado muy solo sin ti rondando por aquí,
como un pájaro sin su canción.
Nada puede hacer que paren de caer mis lágrimas solitarias,
dime, chico, ¿qué es lo que hice mal?

Podría echar mis brazos alrededor de cualquier chico que veo por la calle,
pero sólo me recordarían a ti.
He ido al médico y adivina lo que me ha dicho,
adivínalo,
me ha dicho "Chica, lo mejor que puedes hacer es divertirte, no importa lo que hagas".

Es un capullo, porque nada es comparable
nada es comparable a ti.

1 Comments:

At 9:15 p. m., Blogger JLO said...

Muy buena la anécdota del tema... Prince a veces está subvalorado... este tema es un claro ejemplo de q es un monstruo compositivo...
La versión de Sinnead es la mejor sí, así como Kiss esta excelente por Tom Jones pero no supera a la de Prince...
Los grandes temas pueden tener más de una versión de calidad... las grandes melodías son indestructibles!!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home